[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”4.10.3″ _module_preset=”default”][et_pb_row _builder_version=”4.10.3″ _module_preset=”default”][et_pb_column _builder_version=”4.10.3″ _module_preset=”default” type=”4_4″][et_pb_image src=”https://naturalde.es/wp-content/uploads/2021/09/POST-4.png” _builder_version=”4.10.3″ _module_preset=”default” alt=”redes-sociales” title_text=”POST 4″ width=”55%” align=”center” hover_enabled=”0″ sticky_enabled=”0″][/et_pb_image][et_pb_divider _builder_version=”4.10.3″ _module_preset=”default” divider_weight=”2px” hover_enabled=”0″ sticky_enabled=”0″][/et_pb_divider][et_pb_text _builder_version=”4.10.3″ _module_preset=”default” text_font_size=”18px” hover_enabled=”0″ sticky_enabled=”0″]

La publicidad en redes sociales consiste en mostrar anuncios pagados por marcas a los usuarios de una red social, ya sea entremezclados en el contenido o en forma de display. Por regla general, estos anuncios siguen un modelo de coste por clic o CPC, esto es, que el anunciante solo paga si un usuario hace clic en el anuncio.

Su principal ventaja: alcance global y rápida difusión. 

Dentro de los planes de marketing digital, la publicidad en redes es uno de los recursos más poderosos para conseguir nuestros resultados de negocio. Hoy en día, esta solución publicitaria se adapta a todo tipo de empresas, de presupuestos y de necesidades. Las empresas cada vez tienen más presencia en este canal, gracias a sus buenos resultados y a que las audiencias potenciales se encuentran allí.

Encontramos: Instagram Ads, Facebook Ads, Youtube Ads… ¡y muchos más! De las que hablaremos en otro post.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]